Terapias de grupo para personas diagnosticadas de Trastorno Límite de Personalidad (TLP)

Las terapias de grupo para pacientes con Trastorno Límite de personalidad constan de diversos módulos en los que sucesivamente se van trabajando las habilidades necesarias.

Los módulos serían los siguientes:

  • Habilidades de toma de conciencia.
  • Habilidades de efectividad interpersonal.
  • Habilidades de tolerancia al malestar.
  • Habilidades de regulación emocional.

Los grupos están formados por un mínimo de 6 y máximo de 8 personas, con 2 terapeutas especializados en dicho trastorno. El taller constará de 20 sesiones divididas en módulos y cada una de ellas tendrá una duración de hora y media.

Las terapias de grupo no están cubiertas por ninguna de las sociedades concertadas con la Clínica López Ibor.

Para más información sobre las terapias de grupo por favor rellene el formulario de contacto:





Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Telefono (requerido)

TALLER

 Terapia de Grupo para personas diagnosticadas con TLP Escuela para familiares de personas con TLP

Asunto

Tu Mensaje

He leído y acepto los términos legales

Hablar de personalidad y dar una definición única es complicado, ya que es algo que todos nosotros tenemos, y sin embargo somos muy diferentes los unos de los otros. A veces, cuando esos rasgos que conforman la personalidad del individuo, se presentan de manera no adaptativa, por exceso o defecto, puede ocasionar muchos problemas y un malestar significativo en la vida de aquellos que lo poseen, familiares y amigos.

¿Qué es un trastorno de la personalidad?

Según el DSMV consiste en :

A. Patrón perdurable de experiencia interna y comportamiento que se desvía notablemente de las expectativas de la cultura del individuo. Este patrón se manifiesta en dos (o más) de los ámbitos siguientes:

  • Cognición (es decir, maneras de percibirse e interpretarse a uno mismo, a otras personas y a los acontecimientos).
  • Afectividad (es decir, amplitud, intensidad, labilidad e idoneidad de la repuesta emocional).
  • Funcionamiento interpersonal.
  • Control de los impulsos.

B. El patrón perdurable es inflexible y dominante en una gran variedad de situaciones personales y sociales.
C. El patrón perdurable causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
D. El patrón es estable y de larga duración, y su inicio se puede remontar al menos a la adolescencia o a las primeras etapas de la edad adulta.
E. El patrón perdurable no se explica mejor como una manifestación o consecuencia de otro trastorno mental.
F. El patrón perdurable no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) u otra afección médica (p. ej., un traumatismo craneal).

¿Qué es el Trastorno Límite de Personalidad (TLP)?

Igualmente, según el DSMV, un Trastorno Límite de la personalidad se caracteriza por:

Patrón dominante de inestabilidad de las relaciones interpersonales, de la autoimagen y de los afectos, e impulsividad intensa, que comienza en las primeras etapas de la edad adulta y está presente en diversos contextos, y que se manifiesta por cinco (o más) de los hechos siguientes:

  1. Esfuerzos desesperados para evitar el desamparo real o imaginado. (Nota: No incluir el comportamiento suicida ni de automutilación que figuran en el Criterio 5.)
  2. Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas que se caracteriza por una alternancia entre los extremos de idealización y de devaluación.
  3. Alteración de la identidad: inestabilidad intensa y persistente de la autoimagen y del sentido del yo.
  4. Impulsividad en dos o más áreas que son potencialmente autolesivas (p . ej., gastos, sexo, drogas, conducción temeraria, atracones alimentarios). (Nota: No incluir el comportamiento suicida ni de automutilación que figuran en el Criterio 5.)
  5. Comportamiento, actitud o amenazas recurrentes de suicidio, o comportamiento de automutilación.
  6. Inestabilidad afectiva debida a una reactividad notable del estado de ánimo (p. ej., episodios intensos de disforia, irritabilidad o ansiedad que generalmente duran unas horas y, rara vez, más de unos días).
  7. Sensación crónica de vacío.
  8. Enfado inapropiado e intenso, o dificultad para controlar la ira (p.ej., exhibición frecuente de genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).
  9. Ideas paranoides transitorias relacionadas con el estrés o síntomas disociativos graves.

Una persona con Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es aquella que presenta una sensibilidad exagerada, lo que hace que tenga unos cambios de humor y de comportamiento muy bruscos. Los que les rodean suelen tener dificultad para comprender lo que sucede, no entienden sus reacciones y con frecuencia responden a ellas, a veces incluso de forma defensiva con otro ataque, generando una espiral de comportamientos dañinos por ambas partes. A su vez, el paciente afectado con Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) usa mecanismos diversos para regular su malestar, generalmente mediante comportamientos impulsivos, extremos, peligrosos y dañinos. Así mismo presentan gran dependencia de seres queridos, aunque a veces lo manifiestan aparentando ambivalencia o indiferencia, y sentimientos crónicos de vacío.

¿Qué pasa si me identifico con el trastorno en parte pero en otras conductas o rasgos no?

Un aspecto importante a tener en cuenta, es que la personalidad de cada uno es muy variada y compleja, tanto si existe o no trastorno de la personalidad. Esto quiere decir, que aunque unos rasgos de personalidad sean lo suficientemente intensos e importantes como para recibir diagnóstico de TP, no suelen ser los únicos, es decir, pueden existir conjuntamente otros rasgos de personalidad igualmente dañinos, pero que incluso sin formar parte del diagnóstico principal, sean lo suficientemente importantes como para ser tenidos en cuenta, es decir, una persona diagnosticada de Trastorno Límite de la personalidad (TLP) puede ser también muy obsesivo, rígido, poco empático, etc.

Objetivos del tratamiento

Cualquier psicoterapia que aborde este trastorno se plantea conseguir los siguientes objetivos:

  • Reducción del malestar intenso.
  • Regulación y validación de las emociones.
  • Mayor autocontrol.
  • Eliminación de las conductas de riesgo e impulsivas.
  • Favorecer que la persona se cree una identidad.
  • Control de los pensamientos negativos.
  • Procesamiento y aceptación de las vivencias negativas y dolorosas del paciente
  • Aprendizaje de habilidades sociales.
  • Tratamiento de los Trastornos asociados (depresión, trastornos de la conducta alimentaria…)

Tratamiento del Trastorno Límite de Personalidad (TLP)

Se ha demostrado que el tratamiento más efectivo es el que combina diversas modalidades de terapia, siendo la terapia individual necesaria, pero más efectiva si va combinada con una adecuada terapia de grupo, donde poder aprender diversas habilidades fundamentales para la resolución del mismo, tales como manejo de las emociones, tolerancia al malestar y habilidades para un buen funcionamiento social.

Dentro de cualquier tratamiento siempre se debe incluir a los familiares, es necesario que comprendan lo que sucede y que tengan herramientas de manejo, así como identifiquen comportamientos que pueden estar reforzando las crisis y la sintomatología sin saberlo. Para ellos se desarrollan talleres específicos.