Efectos del alcohol en el cerebro y cuerpo

Pide cita

 

El alcohol es una de las sustancias psicoactivas más antiguas que se conocen. De hecho, su consumo se remonta hasta los 12 000 años de antigüedad. Debido a su estatus legal y su aceptación social, su consumo está ampliamente difundido y banalizado, hasta el punto de llegar a tener la idea errónea de que es poco peligroso y que dista mucho de otras drogas que sí son ilegales. No obstante, los efectos del alcohol en el cerebro y cuerpo pueden acabar siendo devastadores. 

 

Cómo actúa el alcohol en el cerebro

Los efectos del alcohol en el cerebro provocan, lo que se denomina, una desactivación neurobiológica que dependerá de la cantidad que se haya consumido. Cuanto menos sea las regiones afectadas serán las frontales (cercanas a la frente) y posteriores (próximas a la nuca) cuando más cantidad de alcohol se consuma. Saber esto es vital porque esta bebida tiene un impacto en los circuitos neuronales

Corteza orbitofrontal

La corteza orbitofrontal inhibe los impulsos. Por eso, el consumo de alcohol suele provocar que se midan menos las palabras que se utilizan y que haya menos problemas para interactuar con los demás. Las personas que son más tímidas pueden recurrir a esta bebida en búsqueda de este efecto. No obstante, no está exenta de riesgos.

Cuando la corteza orbitofrontal se ve afectada por el alcohol, es más fácil que se lleven a cabo conductas de riesgo. Algunos ejemplos son conducir a gran velocidad, pasar en rojo un semáforo o lanzarse al agua sin percatarse de si hay rocas. Esto puede poner en riesgo la propia vida, pero también la del resto de las personas.

Corteza dorsolateral

Con relación a la corteza dorsolateral, estamos ante una región comprometida con las funciones cognitivas complejas, como puede ser la planificación. Por eso, en el momento en el que se bebe alcohol, la preocupación por el futuro suele desaparecer y hay una mayor tendencia a vivir el presente sin pensar en las repercusiones que las decisiones que se tomen ahora puedan tener después. 

Las personas que necesitan evadirse de un problema, como afrontar una deuda o no encontrar trabajo, pueden buscar en esta bebida olvidarse de sus circunstancias. Incluso, puede ayudar a descansar mejor. Sin embargo, el problema es que cuando eliminamos el alcohol se produce un efecto rebote en el que el cerebro responde hiperactivándose.

Corteza Ventromedial

Además de otras funciones, esta área está implicada especialmente en la regulación emocional, haciendo una especie de puente entre la cognición (podríamos decir que la razón) y la emoción. Esto hace que, en muchas ocasiones, cuando está el consumo de alcohol de por medio, ciertas situaciones que habitualmente podríamos manejar, como la tristeza o la rabia, se conviertan en un terremoto emocional.

Probablemente por este motivo, los efectos psicológicos del alcohol en muchas ocasiones hacen que se confundan los problemas de consumo con cuadros depresivos y de trastorno de personalidad. A veces, cuando retiramos realmente el consumo de la sustancia, las personas notan una mejoría de las consecuencias emocionales del alcoholismo a los que no había respondido con psicoterapias o psicofármacos.

 

Efectos del alcohol en el cerebro

Los efectos del alcohol en el cerebro no son los mismos a corto plazo que a largo plazo. Aunque ya hemos expuesto algunos, a continuación, detallaremos cuáles son aquellos que con mayor frecuencia aparecen y cómo repercuten en la vida diaria.

Efectos a corto plazo del alcohol en el cerebro

Como ya mencionamos, algunos de los efectos del alcohol en el cerebro a corto plazo son la desinhibición, también las pérdidas de memoria que están influenciadas por el daño que provoca esta bebida en el hipocampo, la impulsividad y cambios en el carácter. Una persona tímida de repente se vuelve muy social, y una pacífica puede volverse agresiva.

Efectos a largo plazo del alcohol en el cerebro

Cuando el consumo de alcohol se mantiene a largo plazo, los efectos sobre el cerebro son más preocupantes. Es posible que aparezcan trastornos de la personalidad, como también explicamos anteriormente, y favorece a que se produzcan eventos catastróficos. Por ejemplo, violencia de género, homicidios o conductas delictivas.

Asimismo, hay que tener presente que el consumo de alcohol en edades tempranas repercute en el desarrollo neuronal, ya que destruye las neuronas.

 

Efectos del alcohol en el cuerpo

Además de los efectos del alcohol en el cerebro, también conviene hablar sobre los que aparecen en el cuerpo. De igual forma, diferenciaremos entre aquellos que surgen en el corto plazo o cuando el consumo se mantiene en el tiempo.

Efectos a corto plazo del alcohol en el cuerpo

El consumo de alcohol tiene un efecto depresor del sistema nervioso, por este motivo algunas personas lo utilizan cuando tienen problemas de insomnio, para así dormir mejor. Pero esto puede tener otras consecuencias: una falta de coordinación, dificultad para caminar, lentitud para poder reaccionar y movimientos más lentos en general. Además, puede haber una pérdida de conocimiento si la ingesta es excesiva.

Efectos a largo plazo en el cuerpo

No obstante, a largo plazo los efectos del alcohol en el cuerpo pueden repercutir en el desempeño sexual, apareciendo disfunciones como la eréctil. También puede haber una mayor predisposición a padecer psicosis, depresión, demencia y presentar problemas de salud como la hipertensión arterial. Por lo tanto, su abordaje temprano es crucial.

Es importante tener los conocimientos necesarios para identificar y afrontar los problemas que puede ocasionar el alcohol en las personas. Pues, es una de las sustancias más consumidas y que antes empieza a tomarse en nuestra sociedad, lo que provoca una dependencia que afecta a la vida diaria.

En Clínica López Ibor contamos con un programa flexible específicamente diseñado para adicción al alcohol, orientado inicialmente a la desintoxicación y a la recuperación metabólica. El objetivo es mejorar el estado general de salud y reducir los deterioros psicorgánicos que se producen por su ingesta a largo plazo.

Volver
Contacta con nosotros