¿Necesitas ayuda?

Citas y Urgencias

Solicita cita, urgencia u hospitalización 24 horas

¿Qué necesitas?

Cita online
Rellena nuestro formulario para solicitar cita
Cita telefónica
Llámanos al +34 913 162 740
Hospitalización
Rellena el formulario para solicitar ingreso
Urgencias 24 horas
Llámanos al +34 913 162 740

¿Qué es la anorexia?

13/05/2022

La anorexia nerviosa (a menudo llamada simplemente “anorexia”), es un trastorno neurótico en el que la persona rechaza cualquier alimento, como consecuencia de una percepción distorsionada de su cuerpo y el miedo al aumento de peso. La gente anoréxica pierde más peso del recomendable según su complexión y su edad.

Anorexia Nerviosa

El nombre correcto del trastorno es “anorexia nerviosa”.

Esta enfermedad posee mayor repercusión en las mujeres durante la adolescencia; no obstante, podría presentarse a cualquier edad y afecta a ambos géneros. La tasa de varones que padecen anorexia es diez veces más baja que la del sexo femenino.

Así mismo, su incidencia resulta habitual en sociedades donde la gente consigue alimentos en abundancia y el atractivo físico se basa en la delgadez.

Entre los núcleos de población con mayor riesgo de contraer el trastorno, se encuentran individuos pertenecientes a profesiones como la gimnasia, el ballet, el modelaje y el mundo del espectáculo.

Familiares de pacientes con trastornos psicológicos y alimenticios, también podrían ser proclives a contraerlo en algún momento de su vida.

Síntomas de la anorexia

Hay numerosas señales a las que conviene estar alerta para detectar la anorexia. Muchos de los síntomas son fáciles de detectar cuando prestas atención, comprenden pautas tanto físicas como conductuales:

Físicos

  • Pérdida de peso en exceso.
  • Delgadez evidente.
  • Estreñimiento.
  • Fatiga.
  • Presión arterial baja.
  • Dolor en el abdomen.
  • Hinchazón de piernas y brazos.
  • Desmayos y mareos.
  • Irregularidades en el ritmo cardíaco.
  • Piel amarillenta y/o seca.
  • Cabello quebradizo.
  • Pigmentación azul en los dedos de las manos.
  • Extrema sensibilidad al frío.
  • Callosidad en nudillos y erosión dental, (a causa de vómitos provocados).
  • Purgas y atracones.

Este último síntoma es característico también de la bulimia. La diferencia entre ambos trastornos, es que las personas con anorexia tienen un peso más bajo de lo normal. Quienes padecen bulimia, generalmente mantienen un peso regular o por encima del recomendado.

Conductuales

  • Insomnio.
  • Cambios de humor.
  • Practicar ejercicio en exceso.
  • Hacer dietas restrictivas y saltarse las comidas.
  • Buscar excusas para dejar de comer.
  • Sentir vergüenza de comer en público.
  • Provocarse el vómito.
  • Comer únicamente ciertos alimentos bajos en calorías.
  • Pesarse o medirse el cuerpo regularmente.
  • Retraimiento social.
  • Mentir sobre la cantidad de comida ingerida.
  • Falta de emociones.
  • Usar demasiadas capas de ropa.
  • Ocultar la comida.
  • Mirarse frecuentemente al espejo para resaltar defectos

Diferencia entre anorexia y anorexia nerviosa

Se define como anorexia a una falta de apetito que puede derivar de causas diversas, desde problemas estomacales hasta enfermedades.

La anorexia nerviosa, en cambio, se caracteriza por una distorsión de la realidad, que hace que los afectados se perciban con más peso del que tienen y les produce un temor irracional a engordar.

¿Qué tratamientos hay para la anorexia?

El tratamiento integral contra la anorexia nerviosa consta de varios aspectos complementarios:

  • Dinámicas como llevar un registro de los hábitos alimenticios, son útiles para aprender a controlar el peso corporal de forma sana.
  • Son empleados para lidiar con los efectos secundarios de la anorexia, y no con el trastorno en sí.
  • Asesoramiento psicológico. Por medio de la terapia cognitivo-conductual, se esclarecen los sentimientos que originaron el trastorno, además de restituir una relación saludable entre el paciente y su cuerpo, y hacia la comida.
  • Redes de apoyo. Estos grupos brindan asesoría a pacientes y seres queridos. Quienes padecen anorexia necesitan el amor, el apoyo y la comprensión de sus amigos y familiares, para evitar situaciones que pongan su salud en peligro.
  • Hospitalización. La mayoría de los casos no requieren internamiento en el hospital. Este recurso se reserva para cuadros avanzados, en los cuales la pérdida de peso es tal, que se requiere la compensación de nutrientes y líquidos esenciales para el cuerpo.

Consecuencias a largo plazo de la anorexia

Un cuadro sostenido de anorexia nerviosa desencadena graves complicaciones, mismas que suponen un riesgo para la vida del paciente:

  • Hipotermina
  • Laguno
  • Alteraciones del sueño.
  • Trastornos emocionales como ansiedad y depresión.
  • Aislamiento social.
  • Reducción de la testosterona en los hombres.
  • Amenorrea (ausencia de la menstruación) en las mujeres.
  • Alteraciones cognitivas.
  • Percepción equívoca de la imagen corporal.
  • Infertilidad
  • Autolesiones y pensamientos suicidas.
  • Desnutrición.

Cuando el grado de desnutrición de una persona con anorexia llega al límite, órganos esenciales como el cerebro, los riñones y el corazón, podrían sufrir daños irreversibles.

Causas de la anorexia

Es imposible determinar una causa específica del trastorno, son varios factores que pueden influir en su aparición. Estos incluyen:

  • Hormonas y genes.
  • Trastornos de ansiedad en la infancia.
  • Baja autoestima.
  • Trastornos obsesivos compulsivos.

La presión cultural y social también juega un papel en los cuadros de anorexia. La moda, la mercadotecnia y los medios de comunicación, tienden a mostrar una mayor (si no absoluta) preferencia por los cuerpos delgados.

Anorexia infantil

El aumento de casos de anorexia nerviosa en infantes se ha vuelto una estadística preocupante hoy en día.

Se ha determinado como anorexia infantil al rechazo de los niños hacia la comida, ocasionado por su deseo de perder peso. Ha llegado a afectar a pequeños de entre 8 y 12 años, en su mayoría del sexo femenino.

Los síntomas y consecuencias no difieren de los que sufren los pacientes mayores con anorexia.

Los factores que desencadenan su aparición vienen a ser los mismos. El bullying y la presión cultural sobre todo, han tenido una repercusión importante en la auto-percepción de los niños.

Afortunadamente también se puede superar con el tratamiento adecuado.

Anorexia purgativa

Esta clase de anorexia se produce a partir de los atracones, episodios regulares en los que se ingieren grandes cantidades de alimento, normalmente productos ricos en calorías como patatas fritas, golosinas, pasteles, etc.

En medio de un atracón, la persona es incapaz de parar hasta que se acaba el alimento o bien, si hay algún factor externo que lo interrumpa.

Dicha conducta es reemplazada por un inmenso sentimiento de culpa.

Los pacientes de anorexia nerviosa se inducen el vómito o recurren a medicamentos laxativos. Su salud emocional es mucho más frágil y no es raro que presenten otros impulsos autodestructivos, como el consumo de alcohol y drogas.

Consecuencias de la anorexia

Los pacientes con anorexia nerviosa tienden a poseer una personalidad obsesiva. La pérdida de peso se vuelve un objetivo tan deseado, que consideran hasta el más mínimo aumento como un fracaso.

Mientras el adelgazamiento continúa, sus pensamientos en torno a los alimentos se convierten en una fuerza dominante, llevándolos a desarrollar ciertas pautas de comportamiento, como adoptar rutinas de ejercicio extenuantes o juguetear con la comida, por mencionar algunos.

Su capacidad cognitiva se vuelve lenta. El enfoque obsesivo en torno a la dieta y la actividad física, además del trabajo y/o la escuela, les llevan a dejar de relacionarse con familiares y amigos.

Los casos más graves se complican con trastornos mentales como la depresión.

Tipos de anorexia

La anorexia nerviosa se clasifica en dos subtipos:

  • Anorexia restrictiva. Caracterizada por el bajo consumo de alimentos. Esta restricción suele ir acompañada con ejercicio físico extremo, sin importar el cansancio, el mal tiempo o las lesiones corporales.
  • Anorexia purgativa. Se distingue por los atracones y el uso frecuente de laxantes, enemas y/o diuréticos, a fin de “purgar” el cuerpo de las calorías consumidas.

Significado de anorexia

La palabra anorexia se conforma de los prefijos griegos “a” [ά] (privación) y orexis [ὀρέξις] (apetito), cuya unión se traduce como “ausencia de apetito”, haciendo referencia al rechazo sistemático de los alimentos.

Enfermedades derivadas de la anorexia

Entre las complicaciones derivadas de la anorexia, habitualmente encontramos las siguientes enfermedades:

  • Anemia
  • Osteoporosis
  • Trastornos gastrointestinales.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Complicaciones renales.
  • Padecimientos del corazón.
  • Trastornos de la personalidad.
  • Ansiedad
  • Depresión.
  • Trastornos obsesivos compulsivos.

Cómo empieza la anorexia

La anorexia se desprende del deseo de bajar de peso, y no es raro que vaya de la mano con una baja autoestima. En primera instancia, la persona se impondrá medidas rigurosas para lograr su objetivo, como la práctica de dietas restrictivas y ejercicio extenuante.

En segunda instancia aparece la obsesión con la comida. El individuo comienza a contar calorías, hablar sobre lo que debe comer o el tiempo que pasó desde la última vez que lo hizo.

Al entrar de lleno en el trastorno, es fácil notar características distintivas como la delgadez, ojeras y piel pálida. Además de una preocupación obsesiva por la apariencia.

Cómo tratar la anorexia

Tras un diagnóstico acertado, es imperativo comenzar el tratamiento lo antes posible. El proceso de recuperación es largo y no está exento de recaídas, pero con paciencia, determinación y ayuda de los seres queridos, siempre es posible salir adelante.

El tratamiento psiquiátrico con terapias individuales, familiares y de grupo, ha demostrado ser el más efectivo para pacientes con anorexia. Compartir experiencias con quienes han superado o atraviesan por la misma situación en grupos de apoyo, será especialmente útil.

Tras recibir atención psicológica y/o psiquiátrica, es importante practicar un seguimiento continuo para evaluar la recuperación del peso del paciente, así como su respuesta emocional.

En promedio, el tiempo de recuperación comprende un período de entre 5 y 6 años. Podría extenderse o ser más corto en función de cada persona.

Efectos secundarios de la anorexia

La malnutrición ocasionada por la anorexia, conlleva múltiples efectos negativos:

  • Piel deshidratada.
  • Estreñimiento crónico.
  • Pérdida gradual del cabello.
  • Incremento del colesterol.
  • Baja presión arterial.
  • Arritmias
  • Defectos en la estructura ósea.
  • Lanugo (el cuerpo se cubre un vello muy fino).
  • Alteraciones de la libido.
  • Disminución de antioxidantes.

¿A qué edad es más frecuente la anorexia?

La anorexia afecta sobre todo a personas jóvenes, entre los 15 y los 19 años. Sin embargo, como cualquier otro trastorno, puede surgir antes o después de dicho rango de edad.

¡Compártelo!

También te puede interesar

atracon de comida
Salud mental
Atracones de comida: causas comunes y cómo evitarlos
fentanilo
Salud mental
Principales efectos de la droga zombie (fentanilo)
adiccion-trabajo
Salud mental
Adicción al trabajo: cómo detectarla