¿Necesitas ayuda?

Citas y Urgencias

Solicita cita, urgencia u hospitalización 24 horas

¿Qué necesitas?

Cita online
Rellena nuestro formulario para solicitar cita
Cita telefónica
Llámanos al +34 913 162 740
Hospitalización
Rellena el formulario para solicitar ingreso
Urgencias 24 horas
Llámanos al +34 913 162 740

Adicción al trabajo: cómo detectarla

05/10/2023

¿Eres de las personas que anteponen el trabajo a tu vida y te sientes mal o culpable si no estás trabajando? Entonces puede ser que tengas adicción al trabajo y que sea este el motivo por el que sufres un importante desgaste y estrés laboral y, a su vez, estás viendo cómo tus relaciones de pareja, sociales y familiares se empobrecen. 

Si quieres saber cómo identificar la adicción al trabajo y cómo puedes tratar este problema, desde la Clínica López Ibor vamos a darte unos consejos esenciales para tratar esta adicción. 

¿Qué es la adicción al trabajo?

Hay muchas personas que disfrutan, están motivadas y sienten pasión por su trabajo. El problema está en el momento en el que el trabajo se convierte en una obsesión y la persona no puede parar de pensar en ello. 

Cuando hablamos de la adicción al trabajo, también conocida como «workaholism» en inglés, nos estamos refiriendo a un comportamiento obsesivo-compulsivo por el que la persona tiene una necesidad constante e incontrolable de estar ocupado laboralmente. De hecho, la persona tiene una sensación o presión interna que hace que se sienta culpable si no está trabajando.

Puesto que la adicción al trabajo conlleva largas jornadas, a menudo la persona adicta al trabajo tiene que sacrificar su tiempo libre, su salud y tiende a descuidar su autocuidado y, por supuesto, sus relaciones personales por querer seguir trabajando y, posiblemente obtener logros laborales y el reconocimiento de los demás.

Hay que tener en cuenta que la adicción al trabajo puede conllevar el desarrollo de otras adicciones, como el alcohol o los ansiolíticos, así como el uso de estimulantes, que ayudan a trabajar más y, a su vez, enmascaran el cansancio, el estrés y la ansiedad que la persona adicta al trabajo puede sufrir.

Principales causas de la adicción al trabajo

Existen diferentes causas de la adicción al trabajo, entre las que se encuentran:

  • Causas sociales y educacionales. La adicción al trabajo puede derivar de la cultura del  esfuerzo basada en la competitividad, en premiar al que se esfuerza y menospreciar al que no lo hace. Es posible que la persona adicta al trabajo haya tenido una educación desde la infancia en la que solo le valoraban y premiaban cuando hacía las cosas bien.
  • Huida de problemas familiares o de pareja. Cuando la persona no está satisfecha con su vida familiar o con su relación de pareja, el trabajo puede convertirse en la excusa perfecta y válvula de escape para no afrontar esos problemas.
  • Motivos económicos. Hay personas que se vuelven adictas al trabajo porque tienen una excesiva ambición económica o de poder. Pero también puede darse cuando existen problemas económicos y la persona, para no poner en peligro su estabilidad laboral, se centra en el trabajo a toda costa.
  • Problemas de autoestima. Muchas personas ven cómo su autoestima aumenta cuando se sienten útiles y realizan ciertas tareas. Puesto que el trabajo les hace sentir mejor, tienden a dedicarle muchas horas y al final caen en la adicción al trabajo.

¿Cómo saber si una persona es adicta al trabajo?

Suele ser muy difícil que la persona adicta al trabajo reconozca el problema, lo cual suele pasar con casi todas las adicciones. Pero existen algunas señales o características de la adicción al trabajo que te pueden ayudar a identificar este problema y ponerte en alerta tanto si te ocurre a ti mismo como a un familiar:

Obsesión constante con el trabajo

  • De manera voluntaria, te quedas trabajando más allá de las horas establecidas en tu jornada laboral.
  • Continúas trabajando cuando llegas a casa y estás disponible para responder llamadas y correos electrónicos en cualquier momento.
  • Te resistes a tomar días de baja por enfermedad y no consideras necesario irte de vacaciones, ya que prefieres mantener tu rutina de trabajo.
  • Te irritas ante la sugerencia de parar de trabajar las horas extra.

Dificultad para desconectar incluso en el tiempo libre

  • Experimentas inquietud y ansiedad cuando no estás trabajando, te embarga un sentimiento de culpa y tienes la impresión de estar perdiendo el tiempo.
  • En las conversaciones con amigos y familiares, tu único tema de interés suele ser tu trabajo, y el resto de temas te resultan poco atractivos.
  • Cada vez dispones de menos tiempo para relajarte debido a tus responsabilidades laborales.
  • Te resulta difícil disfrutar de momentos de diversión con tu familia y amigos, pues sientes que estás desperdiciando el tiempo y prefieres dedicarte a tareas pendientes del trabajo.

Necesidad de logros constantes y reconocimiento laboral

  • Es posible que sientas un temor extremo a perder tu empleo o a recibir críticas de tus superiores y colegas.
  • Te sientes mal cuando no alcanzas los niveles de rendimiento que esperabas, cuando percibes que no tienes control de la situación.

Problemas de salud física y mental

  • Notas algunos problemas físicos y emocionales como estrés crónico, ansiedad, depresión, fatiga, insomnio, dolores de cabeza, tensión muscular y dificultades sexuales.

¿Cómo se trata esta adicción?

A diferencia de la mayoría de las adicciones, donde generalmente se aconseja alejarse completamente de la fuente de adicción, en este caso no es posible prescindir por completo del trabajo. Por lo tanto, el enfoque terapéutico se centra en desarrollar una relación más equilibrada y saludable con el trabajo, en lugar de buscar la abstinencia total. 

Para ello, en la Clínica López Ibor desarrollamos terapias personalizadas, individuales y grupales donde ayudamos a las personas con adicción al trabajo a cambiar ciertas ideas y pensamientos que no se corresponden con la realidad como, por ejemplo: “voy a perder el trabajo”. Para esta reestructuración cognitiva también vamos a trabajar esas creencias erróneas, inseguridades y valores aprendidos en la infancia.

También trabajamos la autoestima y la gestión del estrés y la ansiedad. Para ello, vamos a sugerir un cambio de hábitos y horarios que ayudarán al paciente a organizarse mejor las tareas y el tiempo y a no sentirse mal por trabajar menos.

En la Clínica López Ibor somos especialistas en rehabilitación de adicciones y contamos con un equipo de más de 100 profesionales expertos en salud mental, así como modernas instalaciones dotadas con la última tecnología, tanto en nuestro hospital como en nuestro Centro de Día. Es por eso que podemos ofrecer las mejores alternativas terapéuticas a nuestros pacientes.

Recuerda que la adicción al trabajo debe ser tratada por profesionales, ya que puede afectar a la salud física y mental, a las relaciones personales, al equilibrio entre la vida laboral y personal, e, incluso, puede derivar a otro tipo de adicciones. Si necesitas más información, no dudes en contactar con la Clínica López Ibor a través de nuestro formulario o de nuestro teléfono 913 162 740.

¡Compártelo!

También te puede interesar

como mejorar el estado de animo
Consejos
Cómo mejorar el estado de ánimo
inteligencia emocional mujeres
Salud mental
La inteligencia emocional en las mujeres
como gestionar los celos
Consejos
Cómo gestionar los celos en una relación