¿Necesitas ayuda?

Citas y Urgencias

Solicita cita, urgencia u hospitalización 24 horas

¿Qué necesitas?

Cita online
Rellena nuestro formulario para solicitar cita
Cita telefónica
Llámanos al +34 913 162 740
Hospitalización
Rellena el formulario para solicitar ingreso
Urgencias 24 horas
Llámanos al +34 913 162 740

TDAH: ¿mito o realidad?

26/11/2020

Hoy en día no es raro encontrarnos con niños definidos como niños con TDAH o, como coloquialmente se les conoce, niños hiperactivos o niños con déficit de atención. Sin embargo, para comprender a qué nos referimos, debemos de comprender primeramente qué es el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA/H) y su naturaleza.

«Un estudio reciente sugiere que la prevalencia del TDAH en España es del 6,8%».

¿Qué es el TDAH?

Según el psiquiatra estadounidense Russel Barkley, “el TDAH está definido como un trastorno de comportamientos no apropiados para la edad del individuo, que se manifiesta en dos áreas del desarrollo neuropsicológico. Es decir, que la persona tiene un desarrollo más lento de las capacidades de la inhibición y la atención en las diferentes esferas de su vida (personal, familiar, social y académica/laboral)”.

Al hablar de dificultades de inhibición, estamos haciendo referencia a la presencia de hiperactividad e impulsividad. Así mismo, cuando hablamos de impulsividad, debemos tener en cuenta que ésta se manifiesta en una dificultad para el control de impulsos tanto a nivel verbal, cognitivo como motor.

Conforme vamos creciendo, se presupone o espera de nosotros una mayor capacidad para regular y controlar nuestras conductas, siendo capaces de demorar las gratificaciones inmediatas dando peso a las consecuencias a largo plazo. Sin embargo, aquellas personas con un diagnóstico de TDA/H muestran mayores dificultades para tomar decisiones, autorregularse y dirigir su conducta teniendo en cuenta las consecuencias futuras y no sólo las gratificaciones del momento.

Por otro lado, cuando hablamos de dificultades de atención, nos estamos refiriendo fundamentalmente a dos tipos concretos de atención. Es decir, a la capacidad para mantener nuestra atención a lo largo del tiempo (persistir ante una tarea concreta) así como a la capacidad para centrar dicha atención en la información relevante ignorando aquella que no es relevante en un momento dado (ignorar distractores).

El TDAH en adultos

De este modo, no sólo estaríamos hablando de un trastorno presente durante la etapa de desarrollo, sino que también puede estar presente en la edad adulta. Tal es así, que en los últimos años se ha ido resaltando cada vez más la presencia del TDAH Adulto en las consultas de neuropsiquiatría.

«Los familiares de personas con TDAH tienen un riesgo cinco veces mayor que las personas sin antecedentes familiares de TDAH».

Durante mucho tiempo, el TDAH se ha considerado un trastorno propio de la infancia y la adolescencia, pero los síntomas y el impacto funcional del TDAH no siempre desaparecen al pasar a la edad adulta y el trastorno puede persistir en más del 50% de los casos. La mayoría de los adultos con TDAH no están diagnosticados.

El TDAH en adultos es diferente al TDAH en niños. En el paso de la infancia a la edad adulta, disminuyen los síntomas de hiperactividad que se pueden manifestar en inquietud, mientras que los síntomas de inatención se suelen manifestar en dificultades a la hora de llevar a cabo tareas.

Diagnóstico y tratamiento del TDAH

Sin embargo, en la época actual, el TDA/H es un tema controvertido y, aunque en los principales manuales diagnósticos se reconoce su existencia, también son muchas las personas que advierten de una tendencia al sobrediagnóstico.

La explicación busca un equilibrio en el que confluyen ambas vertientes ya que, el aumento de casos de TDA/H está asociado según numerosos autores e investigaciones a un mayor conocimiento sobre el trastorno, así como al avance en las técnicas y métodos diagnósticos. Pero, por otro lado, se trata de un trastorno que puede confundirse con otro tipo de problemas como una inadecuada alimentación o descanso, problemas emocionales o incluso síntomas derivados de situaciones vitales de estrés.

Por ello, para evitar diagnósticos erróneos, es fundamental que aquellas personas que muestren algunas de las características propias del TDA/H sean valoradas por profesionales expertos en este campo, de tal modo que puedan establecer diagnósticos más fiables y válidos.

El TDAH y el TDA existen y son patologías que requieren varios enfoques y la implicación de diferentes profesionales. En la  la abordamos desde tres acercamientos: tratamiento farmacológico, tratamiento cognitivo-conductual y tratamiento psicoeducativo (padres y profesores).

Creemos que educar al paciente y a la familia sobre este tipo de trastorno, adaptar el entorno a las necesidades de cada persona y mejorar las habilidades de abordaje de los pacientes, padres y educadores, son medidas capaces de ayudar a obtener buenos resultados en el , cuando se combina con una intervención farmacológica; es por esto que tratamos estos trastornos desde una perspectiva multimodal.

¡Compártelo!

También te puede interesar

atracon de comida
Salud mental
Atracones de comida: causas comunes y cómo evitarlos
fentanilo
Salud mental
Principales efectos de la droga zombie (fentanilo)
adiccion-trabajo
Salud mental
Adicción al trabajo: cómo detectarla